domingo, 19 de noviembre de 2017

¡¡¡ Esto no es una oficina del INEM ¡¡¡ : Paradojas comprensibles


Este es el título de una noticia de El Confidencial Digital  reciente según el cual directores generales, secretarios y otros asesores de confianza del PDCAT se han dirigido al partido para que les resuelva su situación laboral tras haber sido cesados por la aplicación del 155 CE. La respuesta a tal petición es la “esto no va a poder seguir siendo una oficina del INEM, nos la vamos a pegar en las urnas el 21 de diciembre”. 

Los afectados claman  “ahora no tenemos dónde caernos muertos después de años trabajando para CIU, esperábamos alguna solución, y lo único que hacen es dejarnos completamente tirados”, denuncia uno de los cesados. “me quedo en el paro y con dos hijos, mi situación es penosa”,  como consecuencia de una debacle que de 62 diputados en 2012 les dejará en apenas 20 escaños autonómicos, otrosí del que vendrá  en las siguientes elecciones  municipales en 2019.  Algún alto cargo aconseja  vete buscándote una salida. la escabechina no ha hecho más que empezar”.

Parece que – como si el debacle no fuera cosa suya -  legítimamente les corresponde una salida como aquella de la  Administración Institucional de Servicios Socioprofesionales (AISS) para traspasar a los empleados de la organización sindical del movimiento a  la Administración del Estado en los ’70. Qué contradicciones tiene la praxis de una   Administración Pública que opera en el marco de un post-leviatan de los '70 con   límites al  déficit público, de decrementalismo en las políticas y de retoro al mercado total. El gran Don Benito (Pérez Galdós) escribiría Miau, 2ª parte sin despeinarse.

Relacionado con la inmediata entrada anterior parece que el Workfare State sustituto ya en buena parte de aquel Leviatan colapsado del Estado nacional del bienestar Keynesiano y su Welfare cuasi universal, solo es capaz de generar empleo de mucha calidad como consecuencia de un éxito electoral. Y eso que  secundum tabulas no es admisible ni de lejos el spoil system e incluso con delitos específicos sobre ello en el Código Penal (405 y 406).

A la autoridad o funcionario público que, en el ejercicio de su competencia y a sabiendas de su ilegalidad, propusiere, nombrare o diere posesión para el ejercicio de un determinado cargo público a cualquier persona sin que concurran los requisitos legalmente establecidos para ello, se le castigará con las penas de multa de tres a ocho meses y suspensión de empleo o cargo público por tiempo de uno a tres años.
La misma pena de multa se impondrá a la persona que acepte la propuesta, nombramiento o toma de posesión mencionada en el artículo anterior, sabiendo que carece de los requisitos legalmente exigibles.

Esto que sucede es paradójico y,  a la par, comprensible en términos psico- sociológicos y también para la politología  para quienes recuerden aquello de Lowi de que "las políticas determinan la política".  Con las políticas neocon y su supuesta Administración de  mínimos se coloca al máximo de amigos, cuando supuestamente el retorno al mercado nos llevaría una indiscutible mayor libertad de elección, por mor de los postulados del Public Choice  de  Buchanan, Tullock y sus chicos, para quienes,  como el Estado falla al tratar de solucionar las disfuncionalidades del mercado, es la Administración y no el mercado.

Lo que resulta paradójico, es que desde que dicha teoría fue puesta en práctica, las empresas viven de subvenciones, los partidos políticos se financian con el sobreprecio de los contratos públicos, los partidos – incluso los iberales – ganan las elecciones  con presuntos delitos electorales fruto del dinero público y hasta el empleo de calidad  actual se da en el seno del control de la Administración.

La paradoja del sistema  económico es de una dimensión astronómica, dada  la contradicción entre el modelo teórico y la evidencia empírica.

 Lo compresible es que el ser humano tiene que buscarse la vida en un escenario general en el que no hay casi oferta de  cantidad y calidad laboral y escaso  es su libre mercado. En todo caso si hay un ejercito de reserva.


martes, 14 de noviembre de 2017

Curso “Estrategia, innovación y rendición de cuentas en la Administración Pública”

Desde el departamento de organización de empresas de la  Universidad Politécnica de Valencia se ha organizado esta actividad que gestiona el Centro de Formación permanente.

Una sociedad avanzada y democrática no puede prescindir de una Administración Pública ágil y capaz de gestionar lo público con eficiencia y transparencia, y en ese sentido parece fundamental contar con un personal altamente preparado para afrontar los retos y desafíos que este objetivo plantea. Con la intención de contribuir a ello se presenta el curso “Estrategia, innovación y rendición de cuentas en la Administración Pública”, dirigido no sólo a aquellos funcionarios públicos con puestos de responsabilidad o que aspiren a promocionar en su área de trabajo, sino también a aquellos empleados públicos que trabajan en puestos técnicos e incluso a los graduados que aspiren a desarrollar su vida profesional en organizaciones públicas.
El curso cuenta con la homologación oficial del Instituto Valenciano de Administración Pública (IVAP) lo que garantiza que la formación cumple con los requisitos necesarios para mejorar los conocimientos y habilidades de la actividad profesional que desarrolla el empleado público y, consecuentemente, la calidad de los servicios públicos. Del mismo modo, la homologación reconoce la experiencia del profesorado en la materia o en puestos de trabajo relacionados y su solvencia académica. La propia directora del curso, María de Miguel, Licenciada en Derecho y Doctora en Administración y Dirección de Empresas, y oros profesores han impartido formación para el IVAP en repetidas ocasiones y, además, entre el profesorado se encuentran profesionales de la propia Administración Pública como es el caso del prestigioso gestor local Cesar Herrero, secretario de Ayuntamiento de Tabernes de  la Valldigna y miembro muy activo en las actividades formativas  del Colegio de Secretarios, Interventores y Tesoreros de Administración Local de Valencia (COSITAL VALENCIA).
El curso desarrolla temas de plena actualidad como la colaboración público-privada, la rendición de cuentas, la innovación en la Administración Pública o la reputación pública, buscando a su vez un enfoque renovador en aspectos como la distinción entre política y técnica, los modelos de gestión y el diseño y evaluación de políticas públicas. Se incluyen además sesiones que tratarán sobre cuestiones como la gestión del cambio, los modelos de negocio aplicados al sector público, la generación de ideas o el intraemprendedurismo público, que ayudaran a los estudiantes del curso a ser capaces de proponer en la organización pública en la que trabaja cambios, mejoras e incluso nuevos servicios.
La metodología del curso es otro de sus atractivos, pues de las 45 horas de duración, 39 de ellas serán de formación online a través de la plataforma docente virtual de la UPV, PoliformaT, apostando de esta forma, por el desarrollo de sistemas de aprendizaje flexibles, interactivos y colaborativos, en consonancia también con les exigencias de la e-Administración. Las 6 horas restantes se corresponden con la sesión inaugural y de clausura impartidas por expertos externos y una sesión dedicada a dinámicas de grupo que permitirá a los alumnos conocer novedosas técnicas y métodos de trabajo.
Más información en,
http://noticiascfp.upv.es/curso-estrategia-innovacion-rendicion-cuentas-la-administracion-publica-homologado-instituto-valenciano-administracion-publica-ivap/

Jornada sobre la plataforma de intermediación de datos (PID)


El Cosital. Consejo General de Secretarios, Interventores y Tesoreros de Administración Local organiza para el sábado día  18 de diciembre de 2017 de .9.15 a 14.00 horas en el MUVIM de la C/ Quedo 10 de Valencia la siguiente actividad gratuita, aunque sí requiere preinscripción 
El objeto de esta jornada es familiarizar a los asistentes con la PID, sus requisitos tecnológicos y su régimen jurídico, pues una de las principales novedades de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas (LPAC) es la consagración del “derecho a la interoperabilidad” y, como reverso, la obligación de las AAPP de no requerir documentos elaborados por ellas o que estén en su poder.
En la línea de hacer más sencilla la relación del ciudadano con nuestros ayuntamientos, el artículo 28.2) de la LPAC consagra el derecho del ciudadano a no aportar los datos y documentos que obren en poder de las Administraciones Públicas, las cuales utilizarán medios electrónicos para recabar dicha información siempre que, en el caso de datos de carácter personal, se cuente con el consentimiento de los interesados.
Para facilitar el cumplimiento de esta obligación de las AAPP/derecho de los interesados, la Plataforma de Intermediación de Datos permite verificar o consultar los datos de un ciudadano que ha iniciado un trámite con la entidad. De este modo, el ciudadano no tendrá que aportar documentos acreditativos por ejemplo de identidad ni de residencia, entre muchos otros en los trámites que inicie.
Desde la perspectiva de la Administración local, uno de los elementos críticos para garantizar el éxito de la implantación de la administración electrónica es el de la correcta implementación del consumo de servicios disponibles en la PID.




domingo, 12 de noviembre de 2017

Gestion politica, estrategia y resultados


La precariedad del mercado laboral español empuja a un 13% de los empleados a tener una renta inferior al umbral de la pobreza, una tasa que en Europa solo superan Rumanía y Grecia


https://elpais.com/economia/2017/11/10/actualidad/1510331929_272813.html


Este es el resultado de la gestión política actual en España, estatal autonómica y local.
Del welfare al worfare y ahora ni este garantiza el bienestar para los que trabajan .
La gestión política cada vez más vas sirviendo   para garantizar  el empleo del sistema político administrativo y no para ser una actividad instrumental de fomento social
La paradoja del capitalismo es de tal nivel que ahora solo sobrevive a costa del Estado como motor del mismo y como freno a sus locuras, a la par.
Sin duda estamos pagando las tropelías de los '80 del neoliberalimso y la nueva gestión publica y de los apoyos de los movimientos religiosos  neocon, sumados al aburguesamiento de la socialdemocracia
.

Pero mas preocupante  que la  ideología en curso es la ineptitud en la gestión política y tal y como hubo ocasión de señalar   en el trabajo  CIENCIA, BUROCRACIA Y DEMOCRACIA EN LAS POLÍTICAS PÚBLICAS: FACTORES ACTUALES PARA  EL ANALISIS Y  EVALUACION . 

Un análisis de factibilidad en el diseño de políticas nos advierte de que hoy en el nivel estatal y sobre todo en el nuestro autonómico  y local valenciano , el subsistema político se presenta como una notable restricción, como demuestra un estudio reciente sobre la Gestión Pública  en la UE - en el que no está España contemplada - reflejaría la ineptitud de la clase política como dirigente estratégico actual, señalando que (Pollitt-Bouckaert,2010);



- No hay evidencias convincentes sobre la disposición o capacidad de los  responsables políticos para convertirse en gestores estratégicos.

Lo mejor que puede decirse sobre los modelos de reforma a los que se acogen los políticos es que su validez no está demostrada.

Los modelos tradicionales no es que sean tanto incorrectos como inadecuados para los tiempos actuales.

- La preparación de los políticos para el desempeño del cargo público ha sido en muchos países un área abandonada por las reformas.

- La desconfianza hacia ellos puede sustentar razones democráticas sólidas para hacer de su preparación un punto fundamental del debate público


 Así pues nos encontramos no ya con un problema de teoría administrativa de la Ciencia política, sino sobre todo con un problema de teoría política de la Ciencia de la Administración, o por ser más preciso con un problema de teoría democrática; es decir en la legitimación por aptitud y por resultados del responsable político, que una evaluación seria de políticas desvelaría . 
Esta noticia sobre la precarización del ya precario modelo workfare que vivimos en estos días viendo sobre todo la  experiencia de los universitarios en e mercado laboral europea es la evidencia del fracaso de la gestión política, es especial la valenciana desde haces dos décadas, en la que solo ha creado empleo desde el clientelismo y la politización dela función publica. No se quejen de si luego surgen chamanes del nacionalismo .independentismo, otro cualquier otro -ismo que terminan en totalitarismos.  

vid.

  • Majone, G., (1975). “La Factibilidad de las políticas sociales”, Policy Sciences 6.
  • Majone, G., (1997). Evidencia, argumentación y persuasión en la formulación de políticas. (Estudio introductorio de Luis F. Aguilar). México:FCE.
  • Majone,G.,(1999)."Argumentos de la factibilidad".Enfoques de políticas públicas y gobernabilidad (J. Pineda coord.).Mexico: Colegio Nacional de Ciencias Políticas y AdministraciónPública.
  • Meltsner, J., (1972). “Political Feasibility and Policy Analysis”, Public AdministrationReview nº 23.
  • Pinazo Hernandis,J.,(2015).“¿Ineptitud subespecie de la corrupción? Enfoque sistémico y funcional desde la Ciencia de la Administración”. La regeneración del sistema: reflexiones en torno a la calidad democrática, el buen gobierno y la lucha contra la corrupción, (J. Marco  y B. Nicasio,  Coords.). Universidad CEU-UCH-AVAPOL.
  • Pinazo Hernandis,J.,(2016).“¿Ciencia, burocracia y democracia en las políticas públicas: factores actuales para el análisis y evaluación en Revista de Evaluación de Programas y Políticas Públicas nº 7.

Cada loco con su tema y cada tema en su sitio, y en mientras se pone las cosas en su sitio o se llaman por su nombre podemos ir leyendo Mentira y poder político, cuya referencia hicimos hace poco



jueves, 2 de noviembre de 2017

Inmigración en el estado postwestfaliano: un enfoque de políticas públicas

Este es el título de  un nuevo trabajo publicado en el número 23 de la Revista Castellano-Manchega de Ciencias sociales 'Barataria' y cuyo resumen es el siguiente:


El trabajo desde un enfoque socio-politológico sobre el fenómeno migratorio hacia Europa como destino y en un contexto de globalización pone en evidencia las contradicciones de los valores de la Unión Europea. Diversos factores ponen en entredicho el valor de la solidaridad de nuestras democracias europeas.
El fenómeno migratorio tal y como se presenta es muy complejo y muy permeable a lecturas negativas debido a serio factores que operan como fuertes restricciones. El objetivo es tratar de encontrar soluciones u oportunidades para soslayar estas restricciones, a cuyos propósitos se utiliza una metodología de análisis de políticas y las subsidiarias de las Ciencias de Políticas para la toma de decisiones públicas.
Los principales resultados es que las carencias demográficas en el medio rural español se presentan como oportunidad para una lectura positiva de una inmigración selectiva, factibilidad que precisa hoy de argumentación por los actores favorables a esta lectura.

El texto integro puede consultarse en el lateral de bibliografía de este blog.


domingo, 8 de octubre de 2017

Mentira y poder político. Seudología VII


Miguel Catalán, profesor compañero en el CEU de Valencia  nos ofrece  Mentira y poder político el número VII de su ingente  Tratado de  Seudología, que se inició con El prestigio de la lejanía, Ilusión, Autoengaño y Utopía, sabido que la seudología   es el  trastorno mental consistente  en creer sucesos fantásticos como realmente sucedidos.
Ahora nos muestra Miguel otro escenario típico de las prácticas engañosas que nos lleva en un largo viaje por el reino de la falsía, donde se despliegan  todas las mentiras y engaños de la acción humana. Aquí en el número de las mentiras detestables se coloca en primer lugar la del poder político, que es el poder en su máxima expresión. Ésta es el peor de todas las formas de engaño y  aunque también sirva para mantener la paz social,  el engaño político ocupa el puesto más bajo en el conjunto del tratado porque agrega al uso de la fuerza que funda todo dominio la superchería legitimadora que permite a los fuertes ahondar la explotación secular sobre los débiles.
Para el autor el disimulo y la falsedad en interés propio son intrínsecos a todo poder constituido no sólo debido a la mentalidad necesaria para lograr y conservar el mando, sino también debido al origen criminal de ese mando pues  en todo tiempo, en efecto, existe un factor invariable para las ficciones interesadas del gobierno: la necesidad de ocultar la causa originaria, objetiva y al tiempo inconfesable, del actual dominio de unos hombres sobre otros, a saber, la violencia y la opresión.  El  pensamiento intelectual no ha sido ajeno a esta dinámica  pues Max Weber nos diría que  el objetivo normal de la guerra  fue obtener tierras fértiles que produjesen rentas sobre el suelo; Luis de Sant Just que el primer rey de cada dinastía es un usurpador Murray Rothbard que el Estado es una institución de robo a gran escala o añadiríamos  que  según G Burdeau que el hombre inventó al Estado para no obedecer a otros hombres y Ralph Emerson que al que juró hasta que ya nadie confío en él; mintió tanto que ya nadie le cree; y pide prestado sin que nadie le dé; le conviene irse a donde nadie lo conozca.
Miguel Catalán dedica unas paginas a la Administración Pública  y su fisco  ( Capítulo III en los apartados 'El Estado como producto de la guerra y la guerra como forma política del expolio'; 'el fisco como producto del expolio' y 'Fisco y Administración') a en la que no sale históricamente muy bien parada 

(…) La lucha entre los señores feudales y la autoridad real que acabaría imponiéndose era también una lucha por la jurisdicción sobre la gallina de los huevos de oro: el siervo o vasallo ínfimo que permitía a unos y otros vivir sin trabajar. El mismo Parlamento nació entre los siglos XIII y XIV a causa de la necesidad real de obtener beneficios por las cargas impositivas para llevar a cabo acciones bélicas. Las asambleas representativas de los explotadores reunidos por el rey se dedicaban en parte a buscar e imponer nuevos tributos y a repartirse los ya existentes , y en un principio eran vistas con reticencia por los señores feudales, pues implicaban peticiones impositivas del monarca que a duras penas podían arrostrar. Las disputas fiscales y jurisdiccionales entre el Parlamento y la Corona por cuestiones que en Inglaterra se resolvieron a favor del primero, terminaron en Europa llevando a las monarquías absolutistas. Andando el tiempo, la sustitución de las monarquías absolutistas por los estados modernos más racionales y organizados no mitigó el abuso sobre los trabajadores, pues los privilegios de los terratenientes y de las clases señoriales fueron asumidos por la administración estatal; la ingente organización burocrática y militar de ese “espantoso organismo parasitario” (Marx) que es el Estado no ha hecho sino perfeccionar, con el agigantamiento del ejército y la masa funcionarial, una máquina de opresión de la que cada partido toma posesión con gusto al ganar las elecciones . La inmensa organización burocrática y militar que denunciaba Marx ante el fracaso de la revolución de 1848 (medio millón de funcionarios en la Francia de mediados del siglo XIX) sólo tiene sentido por la enorme importancia del expolio fiscal cuando la riqueza de los países aumenta con el desarrollo de la técnica y la liberación de las trabas feudales. A tal expolio obedecían ya los censos y catastros realizados por los Estados y sus administraciones a lo largo de la geografía y de la historia (...)
Yo al menos en este libro, en el que me honro haber colaborado muy modestamente con el autor, veo argumentos de porqué la Ciencia de la Administración  ha fallado en su normatividad o ha sido tachada de ingenua, y porque buena parte de algunos notables pensadores no han podido poner en práctica sus deseos o incluso se han pasado al lado oscuro, y al final no nos queda el derecho como remedio reparador.
De la mentira como variable fuerte del comportamiento humano es consecuencia la falacia de decisiones ancladas en  la buena administración o la de la buena fe en los negocios, son presunciones del sistema y cuyas razones  pueden encontrase en la reciente obra.  

domingo, 1 de octubre de 2017

Pensamiento Administrativo :  Desde Jordana  a hoy  (12)

Garrido Falla  en 1957, unos pocos años antes de la obra de enterría ya afirmó la preferencia  de hablar de ciencias administrativas en lugar de ciencia de la administración desde el parecer de que éstas no son sino las aplicaciones de otras ciencias al estudio de la administración. según él la expresión ciencia de la administración sólo debe emplearse en un sentido figurado y para hacer referencia, a aquellos capítulos especiales de diferentes ciencias en que se plantea la aplicación de las mismas a la administración pública. estas ciencias supondrían un estudio sistemático de las siguientes cuestiones: estudio de la administración pública como un complejo orgánico; el estudio de las técnicas de que dispone la administración para intervenir en la vida social y, más concretamente, para prestar los servicios públicos, con conocimiento de sus ventajas e inconvenientes; y el  estudio de los fines que, en un determinado momento histórico, la administración persigue o debe perseguir, y de las razones que lo justifican. 

Es conocimientos teóricos aquí aplicados a la administración pública serían principalmente los elaborados por la sociología, las ciencias económicas y las ciencias jurídicas.  

Esta significativa afirmación - que a mí juicio junto con los ya reiteradamente expuestas de Dhal,Simon,Caiden, O’kelley  - constituyen el núcleo gordiano de los problemas epistemológicos de la materia  y que como reto  todavía no ha sido superado. Más bien es cada día  empíricamente contrastado. 

Lo que ha sido  un hecho  es que desde Jordana de Pozas progresivamente el Derecho Administrativo Español ha ido abandonando las referencias a la Ciencia Administrativa en los manuales para  estudiantes universitarios, de tal manera, que pocos son los juristas españoles que tienen noticia de una  Teoría política de la Administración Pública o de una Teoría administrativa de la política. En su caso, es bastante más conocida por los economistas, sociólogos de la organización, o ingenieros industriales una Teoría general de administración o de organización. 
 No obstante los trabajos específicos no jurídicos como  los de García de Enterría, Alejandro Nieto o Garrido Falla   se ha mantenido esa tensión más recientemente y en las  últimas ediciones o reimpresiones de  obras generales como la deno puede obviarse que algunos tratadistas si han tenido en sus manuales universitarios una lectura mixta, o al menos, temas dedicados a la  Ciencia de la Administración en diversas  épocas del siglo XX.   A partir de los '60 puede verse en ; 

·         GARCÍA-TREVIJANO FOS, J.A., Curso de Derecho Administrativo, Tomo I, volumen 1. SEU, Salamanca, 1961. 
·         CASTEJÓN PAZ, B.,-RODRIGUEZ ROMAN,E., Derecho Administrativo y Ciencia de la Administración, Tomo I, ICE, Marqués del Duero, Madrid, 1969   
·         BOQUERA OLIVER, J.M.,  Derecho Administrativo, 3ª edic. IEAL, Madrid, 1979, pp. 97 a 112 (Capítulo V. Ciencia de la Administración  y Derecho Administrativo) y 10ª edic. Civitas, Madrid, 1996, pp. 83 a 99 (Capítulo V. Ciencia de la Administración  y Derecho Administrativo)  
·         GARRIDO FALLA, F., Tratado de  Derecho Administrativo, Vol. 1,Parte general, 13 ed., Tecnos, Madrid, 2002, pp.168-187 (Cap. VII. La Consideración no jurídica de la Administración Pública: La Ciencia de la Administración) 

Las consecuencias y síntomas en la actualidad académico-científica y práctica ha sido recientemente descrito por Ramio Matas en La extraña Pareja. La procelosa relación entre políticos y funcionarios de 2015 (cap. I) titulado "La dirección científica como objeto científico: la enigmática Ciencia de la Administración"  en el que pueden recogerse  afirmaciones como las siguientes;  
(…) los directivos y funcionarios no encuentran referentes claros en el mundo académico que discutan con cierto rigor formal y especialmente material los problemas a los que se enfrentan
… de vez en cuando se encuentran un texto, un curso o una conferencia que les satisface parcialmente sus anhelos
… es un problema mundial con muy pocas excepciones
… la Ciencia de la Administración  cada vez se aleja más del formalismo jurídico y del enfoque histórico
… es tan inmadura que ni tan siquiera se pone de acuerdo sobre su denominación (Análisis de Políticas Públicas, Dirección publica, Gestión publica, Gobierno y Administración,  Pública
… el caos está servido y el futuro de la Ciencia de la Administración  será desastrosos: regreso al formalismo jurídico-publico y regreso a la gestión privada
… si todo sigue así  el lugar de los expertos universitarios será ocupado por consultores y profesores de escuelas de negocios  con planteamientos cada vez más discretos y heterodoxos, con el consiguiente demérito de la importante función social de la transferencia del conocimiento por parte de la Universidad  (…)

Como colofón puede decirse que lo descrito es tan patente en la praxis, que ésta lo permite todo, como una esponja, con tal de que luego se escurra bien.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Pensamiento Administrativo de segunda generación (11): Otra interpretación de la 'vuelta a Colmeiro'

En anterior entrada titulada  ‘Ciencia de la Administración Pública normativa (2): La fallida  vuelta a Stein o Colmeiro’  señalamos que la mencionada intentona de   ‘vuelta a Colmeiro’ era una emulación española a la vuelta a Von  Stein para abordar el estudio de la  Administración Pública  como algo unitario,  y que  tuvo sus seguidores pero no consiguió su propósito.
MORENO ESPINOZA señala que (…) el imperio del Derecho Administrativo  en el estudio del fenómeno administrativo público, se extiende por casi una centuria, será hasta finales de la década de los 50 cuando emerja a brotes que de alguna forma retoma la tradición forjada por los cameralistas y más precisamente de la ciencia de la administración decimonónica, por lo que se habla de la vuelta a decir de Stein, para hacer referencia a la necesidad de recuperar la rica tradición inaugurada por los cameralistas, los teóricos de la ciencia de la política y que concluye con los estudios de Stein, que cierra a su vez un período por demás prolongado e interesante en el desarrollo del estudio de la ciencia de la administración (…)
 Puede pensarse que - lo viera o no así Jordana - la vuelta a Colmeiro supusiera algo más pretencioso que la conveniencia de contemplar y  comprender la historia administrativa española.  Es decir desde esa comprensión fundamentar  una unidad teórica de la Ciencia de la Administración y el Derecho, como Ciencia del Estado, posición que mantenemos desde la historia administrativa  en Europa conforme a  lo que sigue;
 
I.- La Ciencia de la Administración moderna en sus orígenes  precedió en el tiempo al Derecho Administrativo y ocupó a la Ciencia Política en muy buena parte en sus tiempos pioneros. Ya en Bonnin hay una pretensión de ciencia unitaria sobre la Administración Pública que comprendía Administración y Derecho. Bonnin  penetró en ambos aspectos  pues a la misma obra  intitulo De la importancia y necesidad de un Código Administrativo,,  en  1808 y Principios de Administración Pública en las ediciones posteriores, con el fin de  entender y estudiar las leyes administrativas en consideración a un previo enfoque  sociológico y político  (escribiría en 1821 un libro intitulado Doctrina social). 
 
II.-  Posteriores autores franceses inmediatos se centraron en la óptica jurídica  y aportarían avances en el conocimiento de la Administración Pública, como Gerando (Institutes du Droit Administratif); Macarel (Cour d'administration et de Droit Administratif);  Cormenin (Questions de Droit Administratif ) y Achule de Salvandy, como Ministro de Instrucción Pública, creó cátedras  permanentes de Derecho Administrativo en todas las Facultades de Derecho francesas y lanzó, entre otras ideas, el proyecto de iniciar un estudio profundo y completo de la Ciencia Administrativa.
 
III.- El pensamiento administrativo español de primera generación  (década prodigiosa - 1842-1850-) de De Burgos, Oliván Posada, Ortiz de Zúñiga es también una mixtura de derecho y de Ciencia Administrativa, que se balancea más hacia uno u otros según autores y resulta más afrancesado o más autóctono también según pensadores.
 
IV.-La historia de Von Stein en 1865 siguió el curso francés ante las reticencias sociales e intelectuales de proveer un exceso de poder, que permitiera el retorno al denostado pasado con una actualizada versión de la ciencia de policía ilustrada y un rol dinamizador del progreso por parte de los prestigiosos  Fürst alemanes.
 
V.- Mejor una república y un derecho controlador, se pensó en Europa, con olvido de la complementariedad de establecer prescripciones sobre el mejor gobierno,  si bien nos encontramos pues con algunos autores que consideraron inseparables ambas disciplinas (Ciencia de la Administración  y Derecho Administrativo)  como Orlando o  Ferraris -  distinguieron por ejemplo entre administración jurídica y administración social -  o Meucci - quien  lo hizo entre elemento técnico o material o elemento jurídico o formal- .
No obstante estos no contrarrestaron  la resistencia ya establecida sólidamente por los precitados  Macarel, Di Bernardo , De Gerando, Vivien o Batbie  quienes distinguirían  la Ciencia de la Administración  del Derecho Administrativo por cuanto la primera, establece lo que debe ser, y la segunda, lo que es, diferenciando  entre leyes y principios.
VI.- Ya en el S. XX Lorenz von Stein fue  revitalizado  en Alemania por RUDOLF SMEND  y su doctrina de la integración en 1923  y otros menos conocidos como Peters, Kotgern o Norden  preconizaron  una  ‘vuelta a Stein’ que suponía además de la unidad disciplinar el reconocimiento de su innegable impronta democrática y social ya en el S. XIX.
VII.- En 1961 GARCIA DE ENTERRÍA  en La Administración Pública española. Estudios de Ciencia Administrativa  se hace eco en la colección Estudios de Administración  del Instituto de Estudios Políticos Pública  de la reviviscencia de la llamada Ciencia de la Administración  y que supone un hecho importante pues hubo un tiempo en que bajo la etiqueta del Derecho (Divinarum atque humanarum rerum notitia, iusti atque iniusti scientia) cabía incluir todo género de consideraciones, tanto de sobre la infraestructura social y política como de los aspectos normativos y éticos y aún teológicos sobre la acción humana, con la consecuencia de que el saber político y social ha sido en Europa monopolio de los juristas. Y ya en el S XIX el positivismo gana la baza en la ciencia jurídica y Von Stein no tiene seguidores en su pretensión unitaria y de síntesis  bajo una Teoria de la Administración Pública, que haya de evitar la la disolución de la Ciencia  Administrativa, que terminara produciéndose.
Ante la cuestión de los límites entre Ciencia  Administrativa  y Derecho  Administrativo , García en Enterría se alinea  con las calificaciones de  ‘pretensión pueril’ (Legaz y Lacambra) ‘tonta y tediosa’(Giannini); ‘discusión de sorprendente rudimentalidad’  y de que ‘no vale el papel y tinta derrochados’ (Ballbe) en la medida en que los principios específicos de la supuesta Ciencia de la Administración  no llegaron  descubrirse en Europa , a salvo del trabajo de Stein y la interrupción inmediata del mismo  la dirección nunca posiciones. No obstante  García de Enterría  mantiene  cierta expectativa ante la irrupción americana de los ’50, siendo el mismo en la obra que se sigue el divulgador de los principios de Mooney.
En suma termina su posición con la contundente afirmación (…) El juridicismo europeo mutiló así en un intento de pureza metódica todos sus más ricos y jugosos contenidos, y  no es extraño que hoy vuelva a hablarse, tras una tan  extensa y rigurosa cuaresma,   de retornos a Stein, o al  cameralismo o entre nosotros, y algo ingenuamente a Colmeiro, o más simplemente, a la vieja concepción de la jurisprudencia como arte de lo justo (…)

jueves, 21 de septiembre de 2017

Pensamiento Administrativo de segunda generación (10): González Posada y la Administración Social

Para González Posada – fruto de la influencia de la concepción orgánica de la política - si la sociedad es un organismo, la posición del Estado es la de un órgano, la de un aparato social, por tanto, no puede ser comprendido sino en el organismo, de que forma parte y cuanto se diga de éste, tanto respecto de su estructura como en el de sus funciones, tendrá que  aplicarse al Estado necesariamente.  Sin ser político, tuvo un pensamiento político – krausista-ginerista de carácter  liberal e independiente -  tendente hacia la constitucionalización y socialización del Estado, cuyo germen estaría en la contemplación de la revolución del 1848, ya que para él  toda teoría científica debía basarse en la realidad ya que para llevarla a la práctica deben tenerse en cuenta todas las circunstancias especiales de cada pueblo.
El Estado que propone, es persona y lo  integran personas, es un régimen de personas y una comunión social de hombres. El Estado nace por una ineludible necesidad de la vida humana; la realización del derecho  y el establecimiento de un orden jurídico, alejándose de una concepción gregaria del Estado como de cualquier forma absorbente y totalitaria del mismo. La idea pura del Estado de Gonzalez Posada tiene como telón de fondo el régimen constitucional y mas alla de lo jurídico – con Leibtniz, Wolf y Kant -  encierra en Posada la originalidad de un alto contenido ético, que se convierte en un bello ideal … irrealizable.
La transformación del Estado que suponía el constitucionalismo, en virtud del cual pasa de concretarse en el príncipe a fundirse en la comunidad conlleva un cambio radical en la concepción de la política que ya no es un oficio de príncipes ni tarea de gobernantes, pues referida al Estado se erige en Ciencia General del Estado. Supone tal carácter omnicomprensivo y extensivo de la política que debe contemplarse como un conocimiento reflexivo y ordenado de su objeto: el Estado. Y la naturaleza de ese conocimiento es propiamente filosófico, es decir es una Filosofía política o política filosófica de principios.
 
Siguiendo a Von Stein  adopta la  distinción de las ciencias del Estado, que se refieren a las Relaciones Exteriores, el Ejército, la Hacienda, la Justicia y lo Interior,  pero señalando que la administración política comprende a la Hacienda, el Ejército y lo interior, cuya unidad es el organismo del Estado.  Diría el autor español que en la medida en que el Estado se orienta a un fin jurídico, se pone en marcha la Administración política, en tanto que cuando lo hace con miras a un fin social, se mueve la Administración social. La primera conserva a la sociedad, la segunda preserva a las instituciones de cultura o para fines sociales, que el Estado estableció para crear, promover y proteger.
 
En cuanto a su idea nuclear de ‘Administración social’  Gonzalez Posada se refiere al papel del Estado moderno  nacional es un órgano colectivo de grandes aspiraciones sociales y de  grandes funciones sociales, cuyo origen se encuentra en la ampliación de su esfera de actuación.  Al diferenciarse de la Administración  política, la social  se funda en la intervención activa más o menos directa del Gobierno o del Estado para el cumplimiento de determinados fines sociales. Como el  fin del Estado es el cumplimiento del derecho de modo directo y positivo, el Estado ordena la vida según el ideal del derecho en cada momento, no pudiendo mantenerse indiferente ante  la injusticia. Bien mediante la acción directa de sus miembros, bien  mediante el modo reflexivo en la acción de gobierno, el Estado acude o debe acudir a determinar lo justo y lo jurídico en los actos de su persona social, pues como tal persona está obligada  acudir con  sus medios a satisfacer aquellas necesidades que solo pueden ser satisfechas en virtud de la prestación libre y necesaria de tales medios.
 
Tres de los objetos más importantes de la Administración social  son la instrucción, la beneficencia y la cuestión social en la industria La policía  no es la Administración  misma, sino una de sus funciones. La administración social de Posada no es otra cosa que aquello que Von Stein definía como Administración interna y la policía  ya no es la Administración  misma, sino una de sus funciones.
 
La mayor cota de la Ciencia de la Administración  española, a nuestro  juicio, de total identificación eudemónica   con el acervo europeo del momento se dará en el arco teórico expuesto por Adolfo Gonzalez Posada sobre la Constitución y la Administración política y Administración social a finales del XIX con  una riqueza metaideológica sin igual.